Crecimiento sectorial

Martes 25, noviembre 2008 Escrito por: Alicia Canales





El informe de evolución de las cuentas nacionales que entregó el Banco Central de Chile en su boletín mensual de noviembre, referido a los nueve meses transcurridos de este año, establece que el crecimiento de la agricultura, como sector primario, alcanza un 3,8%, comparando los primeros tres trimestres de este año con respecto a igual periodo del año pasado.

El tercer trimestre de 2008, en cambio, muestra una caída de 2,9%, respecto al mismo trimes-tre de 2007.

Durante el primer semestre de este año la agricultura había crecido 5,1% con respecto a igual periodo de 2007. Como lo principal de la actividad del sector se mide en esos primeros seis meses, la contracción de este trimestre no alcanza a modificar la tendencia alcista general, que permite mantener una visión positiva del crecimiento del sector.

A pesar de este descenso en el sector primario silvoagropecuario, el PIB nacional creció 4,8% en el trimestre. Si se observan los números agregados, finalmente la agricultura en lo que va corrido del año prácticamente ha crecido a la misma tasa que el PIB (ambos están en el orden de 3,8 y 3,9% respectivamente).

La explicación por componente del PIBA de la caída de la actividad del sector durante el tercer trimestre está en: i) el impacto que ha tenido la menor producción de madera aserrada debido a la crisis inmobiliaria de Estados Unidos que disminuyó la demanda; ii)en fruticultura, hubo menor producción de paltas, básicamente por razones climáticas; por su parte, iii) en el sector pecuario crece la actividad de aves y cerdos y se mantiene la producción bovina y hubo aumentos en la recepción de leche. No obstante, estas últimas cifras no logran revertir la tendencia general de descenso entre los terceros trimestres de cada año.

Adicionalmente, desde abril hasta ahora el tipo de cambio nominal ha tenido una devaluación de 40%, lo cual, sin duda repercutirá en el sector que es un productor neto de transables. Nominalmente nuestras exportaciones se hacen más rendidoras en pesos y cada vez costará más, destinar recursos para importar. Esto que es positivo para los productos, no lo es tanto para los insumos, particularmente los fertilizantes, que si bien han iniciado una baja de los precios, tal tendencia no es tan sólida como para contrarrestar el alza en la divisa, por lo cual estos precios aún están altos en el mercado local y seguirán presionando la estructura de costos de los agricultores.

Así con combinación de noticias positivas y teniendo claras las dificultades, el MINAGRI sigue la coyuntura y diseña medidas para apoyar el desarrollo del sector silvoagropecuario.

imagen

imagen

Iván Nazif Astorga